Venezuela se enfrenta a un gran desafío en términos de desarrollo. La calidad de nuestro sistema educativo ha caído a los últimos lugares de los rankings mundiales.

La deserción escolar va en aumento, y los salarios de los maestros son insuficientes. La ausencia de un sistema educativo de calidad es un obstáculo para el desarrollo de Venezuela. Por lo tanto, una reforma profunda del sistema educativo puede hacer viable el progreso sostenido del país.

Los retos que enfrenta Venezuela para recuperar su sistema educativo son monumentales y tienen al menos 3 naturalezas: la poca capacidad del Estado, el talento humano, y las condiciones económicas.

El reto de la capacidad estatal se manifiesta en el abandono total de la infraestructura escolar. Las condiciones materiales de las escuelas en Venezuela son miserables. Según un informe publicado por la Universidad Católica Andrés Bello en 2021, más de la mitad de los planteles no cuenta con acceso a agua, o a canchas deportivas.

Solo 1 de cada 10 colegios tiene conexión a internet, y 3 de cada 10 cuenta con un servicio regular de electricidad. Sencillamente, las escuelas no tienen las condiciones mínimas de infraestructura para ofrecer un servicio de educación de calidad.

En cuanto al talento humano, este se manifiesta en la falta de personal docente calificado para dictar las materias del plan de estudios. Cursos como matemáticas, física, química, biología e historia, tiene un déficit de profesores de un 57%, según la Federación de Colegios de Profesores de Venezuela.

Por último, las condiciones económicas del país tienen una influencia directa en el sistema educativo. Los motivos principales de deserción escolar tienen que ver con la incapacidad que tienen los padres de sostener el hogar sin la ayuda de sus hijos.

Concesiones de operación y recuperación de infraestructura

Es necesario invertir en un plan de recuperación de las instalaciones de las escuelas públicas para hacer frente a la precaria infraestructura educativa en el país. Sin embargo, la crisis económica hace inviable que el Estado pueda financiar ese gasto directamente. Existen modelos alternativos, como el de otorgar concesiones de operación a institutos educativos privados, para que sean ellos quienes operen las instalaciones de las escuelas públicas.

Con el dinero recaudado por estas concesiones, se financiaría la recuperación de la infraestructura educativa ahora operada por institutos privados. Estas instituciones obtendrían sus beneficios a través del cobro de una matrícula escolar a los estudiantes que quieran inscribirse en el plantel.

Ahora bien, podría pensarse que el cobro de una matrícula escolar en una escuela pública es una medida excluyente. Sin embargo, esto no es así, pues se introduciría un subsidio directo a la demanda a través de cheques escolares. Los subsidios directos (como el cheque escolar) son naturalmente más eficientes que los indirectos (e.g. financiar y operar la infraestructura) ya que no involucran procesos de contratación en los que puede haber corrupción ni personal burocrático.

Si bien el privado buscará tener una ganancia de su actividad económica, parte de esa ganancia deriva de la optimización de costos en cuanto al propio mantenimiento y operación de la infraestructura.

Las empresas privadas incrementas sus márgenes fundamentalmente reduciendo sus costos, ya que el precio lo fija la demanda a través de su poder de compra.

Cheques escolares: aumentar el acceso y la calidad de la educación, a un menor costo

Los cheques escolares son una política pública educativa implementada en países como Suecia o Estonia. Estos, son un pago directo que hace el Estado a las familias, para que luego, con el cheque en sus manos, sean los padres quienes decidan en qué escuela inscribir a sus hijos. Los beneficios de cambiar a un sistema como este son múltiples, pero entre los más destacados están:

  • Fomentar la competencia entre las escuelas para ofrecer un mejor servicio a un menor coste.
  • Reducir el costo por estudiante para el Estado, ya que este no se encarga de financiar la docencia ni el mantenimiento de la infraestructura.

Subastas y plan de recuperación universitario con enfoque docente

El sistema educativo no abarca solo a las escuelas, sino también a las universidades. Es indispensable para el desarrollo de un país contar con profesionales que sean capaces de desarrollar sus actividades laborales con pericia.

La crisis universitaria es también profunda. Sin embargo, con un replanteamiento del sistema, sería posible reorientarnos y refinanciar la universidad venezolana. En primer lugar, es necesario reestructurar el enfoque universitario, hacia una tarea estrictamente docente, y no de servicios secundarios como burocracia universitaria, instalaciones deportivas, etc.

En Europa, las universidades son mucho más asequibles que en Estados Unidos, y aun así forman profesionales de altísima calidad. Esto tiene que ver en buena medida porque dedican la mayor parte de su presupuesto a la docencia, mientras que los americanos gastan su presupuesto universitario en aumentar la burocracia universitaria interna, instalaciones deportivas profesionales.

Por otro lado, para la recuperación de la infraestructura universitaria, se podría plantear un esquema de subastas de esa infraestructura al sector universitario privado. El chavismo creó universidades de cuestionable calidad académica, mientras que condenó a las universidades más prestigiosas del país a la asfixia presupuestaria.

Un plan de subastas y refinanciación de las universidades públicas del país permitiría obtener ingresos por la venta de la infraestructura de las universidades de cuestionable calidad académica, para financiar la recuperación de las universidades públicas tradicionales.

Al mismo tiempo, las universidades privadas que hayan adquirido la infraestructura podrán ampliar sus operaciones y aumentar la oferta universitaria del país.

Programa de becas para el desarrollo del talento humano

Por último, los estudios de posgrado son los que permiten a los profesionales diferenciarse: Es donde los estudiantes desarrollan capacidades en áreas de especialización. Para ello, se propone la creación de un programa de becas para el desarrollo del talento humano, donde los estudiantes con méritos académicos puedan obtener la financiación necesaria para realizar sus estudios de posgrado en el exterior.

Para garantizar que el dinero invertido en el desarrollo de ese capital humano retorne al país, las becas tendrían una condición de retorno, en el cual, de no regresar, el estudiante incurriría en una sanción financiera, donde tendría que devolver el dinero que la nación le prestó para sus estudios.

Conclusiones y propuestas

Considerando la relevancia que tiene la educación en el desarrollo de un país, y las deplorables condiciones en las que se encuentra el sistema educativo de Venezuela, se hace necesario plantear una reforma profunda del sistema, que incluya las siguientes propuestas:

  1. Otorgar concesiones de operación a institutos educativos privados, para que gestionen escuelas públicas, asumiendo ellos el costo de mantenimiento y empleados, y obteniendo beneficios a través del cobro de una matrícula por estudiante, fomentando la libre competencia dentro del sector educación, ofreciendo un mejor servicio a un más bajo precio
  2. Financiar la matrícula de los estudiantes de las escuelas públicas a través de cheques escolares, reduciendo el gasto del Estado (ya que no debe cubrir mantenimiento y nómina de empleados), y aumentando la cantidad de beneficiarios del sistema educativo.
  3. Subastar las universidades creadas por el régimen chavo-madurista, para financiar la recuperación de las universidades públicas tradicionales, reenfocándolas a la docencia en lugar de la investigación, para producir profesionales de calidad.
  4. Crear un programa de becas para estudios de posgrado en el exterior, que se otorgue a estudiantes con méritos académicos y que incluya una condición de retorno al país.
You’ve successfully subscribed to Politiks
Welcome back! You’ve successfully signed in.
Great! You’ve successfully signed up.
Your link has expired
Success! Check your email for magic link to sign-in.